Triángulos helenos de espinaca y queso feta

Triángulos helenos de espinaca y queso feta

Cualquier persona que haya viajado a Grecia probó alguno de nuestros habituales pasteles. Puedes hallarlos en cualquier sitio, desde panaderías para tu desayuno hasta el menú de una taberna griega como temtempié. Traen distintas rellenos y formas y están hechos con masa casera o comprada en la tienda. Aquí, hago ciertos triángulos de espinaca y queso feta utilizando pasta filo (phyllo) o como los llamamos en heleno ‘spanakopitakia’. Estos son tan polivalente, las puedes tomar para el desayuno o como merienda o por qué razón no, para un almuerzo rápido con alguna ensalada. Los triángulos de espinaca y queso feta asimismo son excelente para pequeños pequeños ¡puesto que tienen la posibilidad de sostenerlos de forma fácil con sus pequeñas manos y una increíble forma de comer sus espinacas!

Brinca a:

¿Por qué razón deberías evaluar mi receta?

  • Simple y veloz, utilizando pasta filo comprada en la tienda.
  • Crocante por fuera.
  • Lleno de nutrientes y amabilidad.
  • Mezcla de distintas quesos que le dan mucho más gusto y textura.
  • Se se utiliza para el desayuno, el almuerzo, la cena rápida o en loncheras.
  • Perfecto para pequeños pequeños y bebés que prosiguen el procedimiento BLW.

Elementos y métodos

Los elementos primordiales para el triángulos helenos de espinaca y queso son espinacas, queso feta, cebolla y yerbas frescas. Adjuntado con el queso feta, me agrada añadir algo de queso de cabra duro, puesto que añade gusto. Si puedes hallar algo de queso duro heleno como graviera o kefaloturi, es aún mejor. En caso contrario, añada ciertos queso de cabra duro que puedes localizar en la mayor parte de las tiendas.

1. Preparación de llenado

01. comienzo con elaborar el relleno cortando todas y cada una de las verduras y verduras. Pico la cebolla en cubos, corto el puerro en rodajas y corto finamente el eneldo, el perejil y la hierbabuena. Si está empleando espinacas agradables, puede dejarlas como están, en caso contrario, córtelas en trozos enormes.

02 En lo que se refiere al queso, estoy empleando mis dedos para desmenuzar el queso feta y rallar el queso duro. Si no puede localizar queso de cabra duro donde habita, puede reemplazarlo por queso parmesano, de roma o cheddar.

03. Caliento algo de aceite de oliva en una sartén gran a fuego medio. Entonces agrego la cebolla picada y el puerro y remuevo en el transcurso de un par de minutos hasta el momento en que estén tiernos. Después, agrego las espinacas y dejo que se cocine a lo largo de 3-4 minutos. hasta el momento en que se marchite. Agrego todo a un bol, con el huevo y algo de pimienta recién molida y después combinar bien hasta el momento en que todo este bien incorporado.

2. Montaje de los triángulos de espinacas y queso

Estoy utilizando un bulto de pasta filo que tiene dentro en torno a 10-12 hojas (en torno a 250gramos). Podrías emplear mucho más en dependencia de cuánto relleno desees en tus triángulos. Recuerda no sacar la masa filo del bulto hasta el momento en que tu relleno esté listo. Como este género de masa es muy fina, se secará velozmente y eso complicará el desarrollo de doblado.

01. En el momento en que esté listo para empezar a realizar los triángulos, saque la masa filo del bulto y, con un cuchillo afilado, córtelos conforme se amontonan en tiras horizontalmente con un ancho de cerca de 10 cm / 4 “. Entonces apile todas y cada una de las tiras una sobre la otra y contemplar con un paño de cocina a fin de que no se sequen.

02 tomo 2 tiras cada vez y tapar el resto con la toalla. Pinto la primera con algo de aceite de oliva, entonces coloco la otra encima y la pinto asimismo con algo de aceite de oliva. Eso va a hacer la pasta filo. muy crocante tras hornear.

03. agrego una cucharada del relleno de espinacas y queso feta en entre las esquinas y después plegar en un triángulo. Entonces prosigue doblando como un triángulo hasta el otro radical. Despreocúpate si no están en perfectas condiciones, mejorarás con la práctica. Cerciórate de tener las manos secas puesto que la pasta filo es muy frágil y todo el desarrollo de doblado va a ser mucho más bien difícil con las manos mojadas.

04. Mientras que lo doblo, tengo una bandeja para hornear a la vera de mi tabla de madera, rociada con algo de aceite de oliva. Conforme doblo cada triángulo, lo coloco en la bandeja. Asimismo puede utilizar papel pergamino para el fondo de la bandeja en vez de aceite de oliva, pero pienso que el aceite marcha mejor para un resultado crocante por los dos lados. En el momento en que todos y cada uno de los triángulos estén en la bandeja, úntalos con un tanto mucho más de aceite de oliva.

05. Los horneo a lo largo de media hora en un horno calentado anteriormente a 180°C/350°F o hasta el momento en que estén dorados. Deje que se enfríen en el transcurso de un par de minutos y después colócalos sobre una reja a fin de que queden crocantes por los dos lados.

Consejos

  • Cocinar la cebolla y el puerro a lo largo de unos minutos deja que salga su tiernicidad, lo que da como resultado mucho más gusto.
  • Cocinar las espinacas a lo largo de unos minutos provoca que se evapore mucho más agua, lo que da como resultado un mini triángulo mucho más crocante.
  • Contemplar la masa filo con un paño de cocina evitará que se seque mientras que se doblan los triángulos de espinacas y queso.
  • Emplear 2 tiras de pasta filo para cada triángulo con algo de aceite entre ellas va a dar como resultado un triángulo mucho más crocante y escamoso.
  • Emplear una reja para enfriar los triángulos tras hornearlos impide que se empapen en la parte de abajo.

Sirviendo recomendaciones

Los triángulos helenos de espinaca y queso feta son verdaderamente polivalentes. Podrías tenerlos para desayuno, comida rápida con alguna ensalada o como piscolabis. Son espectaculares como tentempié matinal, para salir de recorrido y para las fiambreras de los pequeños. Son capaces para bebés desde los 6 meses y una enorme opción si prosigues el procedimiento Baby Led Weaning.

Almacenaje

Me agrada almacenar los triángulos de espinacas y queso feta en un envase hermético a temperatura ámbito y consumirlos en 2-3 días. En el frigorífico van a durar mucho más, 5-7 días pero la masa filo va a quedar mucho más blanda. Ellos son asimismo congelable antes de ser horneado. Tras plegar todos y cada uno de los triángulos, ponga ciertos cuadrados de papel pergamino entre ellos y póngalos en el congelador por hasta 2 meses. No precisan descongelarse, solo precaliente su horno y hornee por 30 minutos o hasta el momento en que estén doradas.

Cuestiones mucho más usuales

  • ¿Qué género de yerbas puedo utilizar en el pastel heleno de espinacas?

    Para el pastel heleno de espinacas, en general añadimos sobre las espinacas otras yerbas verdes frescas como perejil, menta, eneldo y verduras silvestres.

  • ¿Qué género de queso puedo añadir a mis triángulos de espinacas y queso?

    El queso feta es el queso mucho más habitual para la espinaca griega y los triángulos de queso feta. Adjuntado con el queso feta, asimismo puede añadir queso blando como ricotta o anthoturos, y queso duro como graviera, kefaloturi, manchego o queso duro de cabra.

  • ¿Puedo congelar los triángulos de espinaca y queso feta?

    Los triángulos de espinaca y queso feta se tienen la posibilidad de congelar antes de cocinarlos. Para eludir que se peguen, añada ciertos cuadrados pequeños de papel pergamino entre ellos antes de ponerlos en el congelador.

Esperamos que te haya gustado nuestro artículo Triángulos helenos de espinaca y queso feta
y todo lo relacionado con la cocina, elaboración de postres y todo tipo de recetas

 Triángulos helenos de espinaca y queso feta
  Triángulos helenos de espinaca y queso feta
  Triángulos helenos de espinaca y queso feta

Cosas interesantes para saber el significado: Desayuno

También dejamos aquí temas relacionados con: Desayuno