Ravioles De Queso Caseros

Ravioles De Queso Caseros

¡Pasta casera llevada a cabo FÁCIL! Este ravioles de queso caseros es la perfección absoluta: masa de pasta súper fácil y un relleno tan cursi. ¡Gozar!

¡Nos chiflan los raviolis de queso!

Los ravioles caseros son uno de nuestros preferidos en la cocina de The Cheese Knees, ¡y aguardamos que hayas hecho nuestra receta de raviolis de queso de cabra! El día de hoy nos encontramos aquí para llevar a cabo situación todos tus sueños de ravioles caseros con una receta de raviolis de queso mucho más tradicional 😀

¿Qué son los ravioles?

Los ravioles son un género de pasta que se envuelve en 2 capas delgadas de pasta. Para este ravioli nos encontramos utilizando una combinación de queso ricotta, mozzarella y parmesano para el relleno, y una combinación de harina para todo empleo y sémola para la masa de la pasta.

¿Los ravioles son pasta?

¡Seguramente lo es! Es afín a otras pastas rellenas de bolsillo como tortellini y mezzelune.

Elementos de raviolis de queso

¡Es hora de reunir los elementos tanto para la masa de ravioles para el relleno! Precisarás:

PARA LA MASA

  • Harina para todo empleo: esto crea una pasta despacio y masticable. Si tiene harina 00 (“doble O”) a mano, ¡sería aún mejor!
  • Harina de sémola: esta harina añade algo de gusto a la pasta. Si no posee ninguno, siéntase libre de modificarlo por harina agregada para todo empleo.
  • Sal: ¡algo de sal condimenta la pasta a fin de que no tenga un gusto soso!
  • Yemas de huevo: los precisarás a fin de que la masa de la pasta sea rica y despacio. Asimismo asiste para sostener la masa unida a fin de que no se desmorone.
  • Aceite de oliva: para ofrecerle un tanto mucho más de riqueza y gusto a la pasta.
  • Agua: precisará agua para contribuir a transformar la masa en una masa despacio y sedosa. Es esencial emplear agua fría a fin de que la pasta no se ardiente bastante mientras que descansa.

PARA EL LLENADO

  • Queso ricotta: este es un relleno tradicional para los raviolis: da un relleno despacio y sutil en la masa. La ricota de leche entera le va a dar un relleno mucho más rico y cremoso que la ricota medianamente sin crema.
  • Queso parmesano: este queso añade algo de sal y nuez al relleno.
  • Queso mozzarella: nos chifla emplear una mozzarella finamente rallada por el hecho de que se funde mucho más delicadamente en el relleno que las tiras mucho más enormes.
  • Ajo en polvo, condimento italiano y hojuelas de pimiento colorado: estos son condimentos sencillos para dejar que reluzcan los sabores del queso. Siéntase libre de mudarlos por cualquier condimento que quiera: ajo rallado, tomillo fresco, salvia fría, una migaja de nuez moscada, las opciones son infinitas.
  • Sal: la sal contribuye a condimentar el relleno a fin de que no quede bastante soso. ¡No te lo brinques!
  • Yema: añade algo de riqueza plus y cremosidad al relleno.

De qué forma realizar raviolis de queso

¡No hay necesidad de sentirse intimidado por los ravioles de queso caseros! Esta receta es tan fácil como exquisita. Y lo guiaremos mediante todo, punto por punto:

Empieze por realizar el relleno

  1. En un tazón pequeño, revuelva la ricota, la mozzarella, el queso parmesano, el ajo en polvo, el condimento italiano, la sal y las hojuelas de pimiento colorado.
  2. Pruebe el relleno y añada mucho más sal o pimienta roja según lo quiera.
  3. Añada la yema de huevo y revuelva todo junto.

Hora de realizar la masa

  1. Añada la harina para todo empleo, la harina de sémola y la sal kosher al tazón de un procesador de alimentos y pulse para conjuntar.
  2. Ahora, añada las yemas de huevo y el aceite de oliva y pulse para conjuntar.
  3. Con el procesador de alimentos a temperatura baja, añada el agua fría y pulse hasta el momento en que la masa se transforme en una bola suelta.
  4. Voltee la masa sobre una área limpia y amase hasta el momento en que la masa forme una bola despacio.
  5. Envuelva bien la masa con una envoltura de plástico y déjela descansar a lo largo de 30 minutos.

En este momento haz los ravioles

  1. Enharina levemente la área de trabajo con harina de sémola y divide la masa en el medio. Envuelva media masa con una envoltura de plástico y déjela a un lado mientras que enrolla la primera parte.
  2. Enrolle la pasta hasta el momento en que esté suficientemente delgada para ver sus dedos por medio de la masa.
  3. Cuando la masa esté suficientemente delgada para que se vean los dedos, recórtala en 2 rectángulos del mismo tamaño.
  4. Pone el relleno en la mitad inferior de cada trozo de masa, asegurándote de dejar bastante espacio para recortar los raviolis. ¡Puedes hacerlos tan enormes o tan pequeños como desees!
  5. Voltee la parte de abajo de la masa sobre el relleno y presione delicadamente para sellar. Asegúrese de remover cualquier burbuja de aire.
  6. Corta los ravioles con un rodillo para pasta o una prensa para ravioles y colócalos en una bandeja para hornear espolvoreada con sémola.
  7. Repita los pasos 2 a 6 con la segunda parte de masa para pasta.
  8. Una vez cortados todos y cada uno de los raviolis, déjalos secar a temperatura ámbito a lo largo de 30 minutos.

En el momento en que esté listo para ser útil

  1. Coloca a hervir una cazuela con agua con sal y cocina los ravioles hasta el momento en que floten.
  2. Este ravioli es exquisito con prácticamente cualquier salsa. ¡Escoge tu aventura aquí!
  3. Los ravioles crudos se tienen la posibilidad de elaborar con hasta 24 horas de anticipación y se tienen la posibilidad de almacenar envueltos en plástico en el refrigerador. Los ravioles cocidos se tienen la posibilidad de guardar en un envase hermético en el refrigerador hasta por tres días.
¡intentalo!

Raviolis de Queso de Cabra

¿Te encantan los ravioles? Prueba nuestros pasmantes ravioles de queso de cabra con salsa de mantequilla cobrizo y salvia.

conseguir la receta

De qué manera ser útil los raviolis de queso

Estos ravioles de queso caseros son exquisitos con prácticamente cualquier salsa: pesto, marinara, Alfredo, vodka, ¡las opciones son verdaderamente infinitas!

En estas fotografías, hemos servido nuestros raviolis de queso con salsa marinara, albaca fría y mucho más queso parmesano rallado. Nuestro lugar hermano, Fit Foodie Finds, tiene una receta de salsa marinara casera INCREÍBLE si andas intentando encontrar llevar a cabo la tuya propia 😀

De qué forma guardar raviolis de queso

Guardar: escurra el agua de los ravioles tras hervirlos y écheles algo de aceite de oliva antes de guardarlos en el refrigerador en un envase hermético hasta por 3 días.

Consejo profesional: Los ravioles crudos se tienen la posibilidad de elaborar con hasta 24 horas de anticipación y se tienen la posibilidad de almacenar envueltos en plástico en el refrigerador.

¿Se tienen la posibilidad de congelar los raviolis de queso?

¡Los ravioles de queso caseros se tienen la posibilidad de elaborar de manera fácil con anticipación y congelar! Para esto, cocinarás los raviolis de manera directa congelados.

De qué manera congelar raviolis de queso: Enharina una bandeja para hornear y pone los ravioles en una cubierta que no se toque, y congela completamente. Quite el polvo de los raviolis congelados dejando el exceso de harina y transfiéralo a una bolsa para congelar.

De qué manera cocinar raviolis congelados: Para cocinar, hierva una cazuela grande de agua con sal y cocine los raviolis congelados; tienen la posibilidad de demorar hasta un minuto mucho más en cocinarse y subir a la área del agua. Con una cuchara ranurada, transfiéralo a una salsa, revuelva y ¡disfrute! Tan simple como eso.

]]>

Receta para hacer en casa de raviolis de queso

Nuestro ravioles de queso caseros es tan simple como exquisito: masa de pasta súper fácil y un relleno de 3 quesos. ¡Gozar!

Deberes:1 hora

Cocinar:5 minutos

Total:1 hora 5 minutos

Elementos

relleno de queso

  • 1 taza queso ricota de leche entera
  • 1 taza queso mozzarella finamente rallado
  • ½ taza queso parmesano recién rallado
  • 1 cuchara polvo de ajo
  • 1 cuchara condimento italiano seco
  • ¼ cuchara sal kosher
  • ¼ cuchara hojuelas de pimiento colorado triturado
  • 1 yema

Normas

masa de pasta

  • Añada la harina para todo empleo, la harina de sémola y la sal kosher al tazón de un procesador de alimentos. Pulse para conjuntar.

  • Ahora, añada las yemas de huevo y el aceite de oliva y pulse para conjuntar.

  • Con el procesador de alimentos a temperatura baja, añada el agua fría y pulse hasta el momento en que la masa se transforme en una bola suelta.

  • Voltee la masa sobre una área limpia y amase hasta el momento en que la masa forme una bola despacio, precisamente 30 segundos. Espolvorea sutilmente tus manos y la encimera con harina de sémola si la masa se pega.

  • Envuelva bien la masa con una envoltura de plástico y déjela descansar a lo largo de 30 minutos. Mientras que la masa descansa, haz tu relleno (abajo).

  • Prepárese para estirar la masa y ponga un envase con agua que utilizará para sellar los raviolis. Ahora, enharina levemente la área de trabajo con harina de sémola y divide la masa en medio. Envuelva media masa con una envoltura de plástico y déjela a un lado mientras que enrolla la primera parte.

  • Enrolle la pasta, según las normas del desarrollador, hasta el momento en que esté suficientemente delgada para ver sus dedos mediante la masa.

  • Para un accesorio para pasta KitchenAid, empieze en la situación mucho más grande (#1) y pase la masa por medio de los rodillos. Entonces, mueva el rodillo a un ajuste mucho más pequeño (#2) y vuelva a pasar la masa. Espolvoree con harina de sémola según sea preciso. Repita hasta llegar al ajuste #5.

  • Cuando la masa esté suficientemente delgada para que se vean los dedos, recórtala en 2 rectángulos del mismo tamaño.

  • Ponga el relleno en la mitad inferior de cada parte de masa (en torno a 2 cucharaditas por ravioli), asegurándose de dejar bastante espacio para recortar los ravioles. ¡Puedes hacerlos tan enormes o tan pequeños como desees!

  • Voltee el fondo de la masa sobre el relleno, sumerja los dedos en agua y humedezca el borde exterior de los raviolis y presiónelos delicadamente para sellarlos. Asegúrese de remover cualquier burbuja de aire.

  • Corta los ravioles con un rodillo para pasta o una prensa para ravioles y colócalos en una bandeja para hornear espolvoreada con sémola.

  • Repita los pasos 7-12 con la segunda parte de masa para pasta.

  • Una vez cortados todos y cada uno de los raviolis, déjalos secar a temperatura ámbito a lo largo de 30 minutos.

  • En el momento en que esté listo para ser útil, hierva una cazuela de agua con sal y cocine los ravioles hasta el momento en que floten, precisamente 2 minutos.

  • Este ravioli es exquisito con marinara, pesto o salsa de mantequilla cobrizo.

  • Los ravioles crudos se tienen la posibilidad de elaborar con hasta 24 horas de anticipación y se tienen la posibilidad de almacenar envueltos en plástico en el refrigerador. Los ravioles cocidos se tienen la posibilidad de guardar en un envase hermético en el refrigerador hasta por tres días.

relleno de queso

  • En un tazón pequeño, revuelva la ricota, la mozzarella, el parmesano, el ajo en polvo, el condimento italiano, la sal y las hojuelas de pimiento colorado.

  • Pruebe y añada mucho más sal o pimienta roja según lo quiera.

  • Añada la yema de huevo y revuelva para conjuntar. Preservar en el frigorífico hasta el día de hoy de emplear.

Información sobre nutrición

Calorías: 506kcal Hidratos de carbono: 36gramo Proteína: 25gramo Gordito: 29gramo Fibra: 2gramo Azúcar: 0gramo

Esperamos que te haya gustado nuestro artículo Ravioles De Queso Caseros
y todo lo relacionado con la cocina, elaboración de postres y todo tipo de recetas

 Ravioles De Queso Caseros
  Ravioles De Queso Caseros
  Ravioles De Queso Caseros

Cosas interesantes para saber el significado: Desayuno

También dejamos aquí temas relacionados con: Desayuno