Caramelos perfectos de la abuela

Caramelos perfectos de la abuela

El caramelo suave, masticable y que se derrite en la boca es el caramelo perfecto para los invitados o para regalar. Con solo unos pocos ingredientes básicos y un poco de tiempo, los dulces caseros nunca han sido tan fáciles.

Caramelos perfectos de la abuela

La abuela nunca consideraría usar un microondas para sus caramelos, ¡y era conocida en todo el condado por lo perfectos que eran los suyos en todo momento! Cuando compartía su receta (conmigo a su lado), a menudo usaba el método del “agua” en el que soltaba un poco de caramelo caliente en el agua y veía cómo reaccionaba. Con el tiempo, simplemente pudo mirar el azúcar caliente y saberlo, ¡pero seguro que fue un placer aprender su sabiduría a su lado!

Cómo hacer caramelos perfectos

Una de las preguntas más importantes que me hacen las personas es cómo obtener el caramelo suave perfecto. Todo se reduce a (sin juego de palabras) lograr la etapa de bola suave durante la cocción. A medida que se cocina el jarabe de azúcar y aumenta la temperatura, el agua comienza a hervir y aumenta la concentración de azúcar. A 240˚ Fahrenheit, los caramelos están en la etapa de “bola blanda”. Eso significa que si dejas caer un poco de caramelo en agua fría, se formará una bola suave. Si no tiene un termómetro para dulces, esta prueba de agua fría se puede usar para ver si sus dulces están listos.

Temperaturas de caramelo

Al hacer dulces por primera vez, es útil comprender qué tan rápido cambia la estructura de los dulces según la temperatura alcanzada durante la ebullición. La siguiente tabla debería ayudarlo si es la primera vez que hace dulces.

Etapa del hilo

230˚-235˚ -en esta etapa obtendrá una consistencia de almíbar, posiblemente algo que podría verter sobre el helado.

Etapa de pelota blanda

235˚-240˚ – Si se deja caer en agua fría, tendrá la consistencia de una bola suave y flexible. Esta etapa es perfecta para caramelos o fudge.

Etapa de bola firme

245˚-250˚ – Si se deja caer en agua fría, tendrá la consistencia de una bola firme pero ligeramente flexible. Esta también es una buena etapa para los caramelos si te gustan un poco más firmes.

Etapa de pelota dura

250˚-265˚ – Si se deja caer en agua fría, tendrá la consistencia de una bola dura. Este es un buen escenario para caramelos o gomitas.

Etapa de craqueo suave

270˚-290˚: las burbujas en la parte superior se volverán más pequeñas, más gruesas y más juntas. La mayor parte de la humedad se ha cocido en esta etapa. Si se deja caer en agua fría, se solidificará en hilos que se doblarán ligeramente y luego se romperán. Esta es una buena etapa para el caramelo de agua salada.

Etapa de craqueo duro

300˚-310˚: si se deja caer en agua fría, se forman hilos duros y quebradizos que se rompen cuando se doblan. Esto es mejor para el caramelo.

Consejos para el caramelo a la antigua

  • Necesitará un termómetro para dulces para esta receta. Si no tiene uno, puede pedir este en Amazon.
  • Envolverlos individualmente en papel encerado ayuda a evitar que los dedos se pongan demasiado pegajosos 🙂
  • Estos tienden a ponerse un poco pegajosos si los dejas en un lugar caluroso. ¡Asegúrate de guardarlos a una temperatura más fría para que no se derritan!
  • ¡Sumerja estos en chocolate amargo y cúbralos con sal marina para un regalo extra especial!

El caramelo suave, masticable y que se derrite en la boca es el caramelo perfecto para los invitados o para regalar. Con solo unos pocos ingredientes básicos y un poco de tiempo, los dulces caseros nunca han sido tan fáciles.

Curso:

Postre

Cocina:

americano

Palabra clave:

Caramelos de la abuela

Porciones: 60 caramelos

Autor: Amanda Rettke

  • 1
    taza
    azúcar granulada
  • ¾
    taza
    jarabe de maíz
  • ½
    taza
    mantequilla sin sal
  • 1
    taza
    crema espesa
  • ½
    cucharilla
    extracto de vainilla
  1. Engrase un molde para hornear de 8×8 pulgadas.

  2. En una cacerola mediana a fuego medio-alto, agregue el azúcar, el jarabe de maíz, la mantequilla y ¼ de taza de crema.

  3. Llevar a ebullición, revolviendo continuamente.

  4. Mientras continúa revolviendo, agregue la crema restante. Inserte un termómetro para dulces y mientras revuelve constantemente, lleve a la etapa de bola blanda. Alrededor de 240 ° F, el jarabe de azúcar se volverá transparente y hervirá rápidamente.

  5. Cuando alcance los 240 ° F, retire el caramelo del fuego y agregue la vainilla. Vierta en el molde para hornear preparado.

  6. Mientras aún está caliente, use un palillo de dientes para hacer estallar las burbujas de aire que se elevan hacia la parte superior. Deje enfriar durante la noche.

  7. Use un cuchillo delgado o una espátula pequeña para aflojar el bloque de caramelo de la sartén. Transfiera el bloque a una tabla de cortar y córtelo en el tamaño y la forma deseados. Envuelva individualmente en papel encerado si lo desea.

conocer a Amanda Rettke

Amanda Rettke es la creadora de I Am Baker y la autora superventas de Surprise Inside Cakes: Amazing Cakes for Every Occasion – With a Little Something Extra Inside. A lo largo de su aventura de blogs de más de 15 años, ha aparecido y colaborado con Food Network, New York Times, LA Times, Country Living Magazine, People Magazine, Epicurious, Brides, Romantic Homes, life: beautiful, Publishers Weekly, The Daily Mail, Star Tribune, The Globe and Mail, DailyCandy, YumSugar, The Knot, The Kitchn y Parade, por nombrar algunos.