Calabaza Bellota Horneada con Mantequilla y AzĂșcar Morena
Blog

Calabaza Bellota Horneada con Mantequilla y AzĂșcar Morena

1 Precalienta tu horno hasta 400 ° F (205 ° C).

2 Prepara la calabaza: Si tiene un microondas, cocine la calabaza en el microondas durante un minuto cada una, para que sea mĂĄs fĂĄcil de cortar. Estabilice la calabaza en una tabla de cortar lo mejor que pueda, con el tallo hacia abajo si el tallo es lo suficientemente corto, de lo contrario, a un lado. Con un cuchillo de chef afilado y resistente, corte con cuidado la calabaza bellota por la mitad, de punta a tallo. Si estĂĄ de costado, la calabaza puede balancearse hacia adelante y hacia atrĂĄs, asĂ­ que tenga cuidado al cortarla.

Use una cuchara de metal resistente para raspar las semillas y los trozos fibrosos dentro de cada mitad de calabaza, hasta que el interior esté suave.

Tome un cuchillo de pelar afilado y marque el interior de las mitades de la calabaza en un patrĂłn de trama cruzada, cortes de aproximadamente media pulgada de profundidad.

Coloque las mitades de calabaza con el lado cortado hacia arriba en una fuente para asar. Vierta 1/4 de pulgada de agua sobre el fondo de la sartén para que la calabaza no se queme ni se seque en el horno.

3 Agregue mantequilla, sal, azĂșcar morena, jarabe de arce: Frote media cucharada de mantequilla en el interior de cada mitad. Espolvoree con un poco de sal si estĂĄ usando mantequilla sin sal.

Desmenuce una cucharada de azĂșcar morena en el centro de cada mitad y rocĂ­e con una cucharadita de jarabe de arce.

4 hornear: Hornee a 400 ° F (205 ° C) durante aproximadamente una hora a una hora y 15 minutos, hasta que la parte superior de las mitades de la calabaza esté bien dorada y la pulpa de la calabaza esté muy suave y bien cocida.

Es difĂ­cil cocinar demasiado la calabaza, simplemente mejora con mĂĄs caramelizaciĂłn. Pero no lo cocines mal.

5 Retire del horno, vierta la salsa de mantequilla de azĂșcar morena sobre la calabaza: Cuando estĂ© listo, retire las mitades de calabaza del horno y dĂ©jelas enfriar un poco antes de servir.

Con una cuchara, coloque la salsa de azĂșcar con mantequilla que aĂșn no haya sido absorbida por la calabaza sobre las ĂĄreas expuestas.